Sunday, August 03, 2008

de mi nuevo libro MI HIJO DOWN




Cuídate.



Estuviste jugando en mi embarazo por eso ahora vienes cochino,

por eso vienes con la sonrisa traviesa de romper la placenta,

pero eso no es la vida, criatura,

se trata de enterrar mis dientes de leche en un pobre animal enfermo

para que digas que te quiero, para que el frío no nos haga pedazos.

Mírate, tienes los ojos distintos no por su color ni por su brillo,

sino por el lugar en que se ubican en tu cara amarilla.

No te asustes de mi cara,

no es que las palabras de las señoras me cosan la boca,

es que mi boca no quiere perder su lengua acicalándote

¡qué no me resisto a la horizontal que cruza tu manita toda!

Esa maldición escrita con el único alfabeto que me importa,

la cara de Cristo en la cordillera que ven las niñas municipales,

los niños municipales dicen que abren el grifo para soportar el verano,

pero yo sé que quieren que se quemen las casas de sus padres en el otoño.

Cuídate de todos menos de mí,

para amarte de esta forma he ovulado con las manos de hombre,

todavía mastico polillas para que cuando te bese sientas el olor de la noche

porque yo nunca te contaré un cuento de niños,

otros harán de la literatura un somnífero en ti,

sólo debo decirte

cuídate del cazador que puede sacar mujeres vivas de adentro de los lobos,

los lobos son sólo perros con hambre,

guarda esa piedra ¡carajo!

soy tu madre y tu padre, me debes la vida

y te la voy a cobrar.

16 comments:

Gabriel M. said...

qué tal. me gustó este texto, tanto que lo
copypasteé/cité. aviso.

saludos

Begoña Ugalde said...

Ese bebe tan mono eres tu?
ya perdon el comentario frivolo es que me dio como ternura...

te mando un abrazo
y hay que verse luego y trabajar carajo!

Priscila Oses said...

Grande Pablo!!! Por qué no vienes a leer a Valpo???

Priscila Oses said...

otra cosa...podrías dejar tu libro en la Crisis...el otro día me encontré con Floridor y conversamos de poesía joven chilena...entre pausa y pausa saliste tú y se extrañó que no estuvieses tu libro en la estantería.

un abrazo

Tristancio said...

Podría decir que es un placer leerte, pero no es placer la palabra. La verdad, no sé cuál es, tendría que ser una palabra que mezcle placer con desasosiego, tal vez... porque sólo placer es muy dulce, muy feliz, y uno se puede ir de muchas maneras de aquí, pero feliz no. No feliz no es la palabra, porque...

Homoestatico said...

Al comenzar unas apoteosicas felicitaciones
por tus letras
por tu arte
por tus logros
por que eres talentoso
además de wuapo
y por que me gustan tus poemas
una flor para tu participacion
en la "X" muestra de dramaturgia nacional con "curarse"
saludos

*.*

Joko said...

hoy nos conocimos, fuiste a mi colegio (Altamira). Soy el chico del psuedo-mohicano rubio desteñido que pregunto donde vendian tus libros.

En fin, fue un agrado conocerte, y ojala volver a vernos.

Daniela Verde said...

oye pabloso, voy a poquita fe algunos días, te tengo que regalar algo.
beso

Giovanna Astorga Francesetti said...

Y este libro nuevo ya esta disponible? Potente¡ Saludos

no-elegancia said...

Yo voy a comprar tu nuevo libro a 4600 en la feria del libro de stgo.
Ya compré el finel de la fiesta y bueno, como dice mi amada ximena rojas téllez, internet dá para estas patudeces.

Saludos.

en efe eme said...

en tu cara amarilla.


=)

EMERSOX said...

buenisimo pablo...

el poema cala hondoooooo...

Julieth said...

Pablo
me muero de pena
con esto
...

me destroza

(oye, hiciste trampa,
el niñito de la foto
no es down)

saludos, Pablo!

Ella (...) said...

No es necesario ser tu padre, para cobrarte la vida, de hecho, el mercado te la cobra cotidianamente.

buen poema.
saludos

Rosa Chávez said...

El nenito dawn esta bien cuidado en Guatemala, lo quiero un montòn y me recuerda a su padre, a quien ya conocía desde antes de conocernos!!!
Cariños Pablo...

! said...

uyyyy
y sin embargo.